alquiler barco altea Costa Blanca
Alquiler barco Altea para descubrir la Costa Blanca

La Costa Blanca es uno de los mejores lugares del mundo para visitar gracias a su inmejorable clima, sus playas y su historia. 

La Costa Blanca es uno de los mejores destinos para visitar por su inmejorable clima, sus playas y sus historias. Empieza al norte de Denia hasta Pilar de la Horadada, al sur, unos 244 kilómetros de playas, calas y acantilados.

La Costa Blanca tiene una gran riqueza y variedad de paisajes que van desde playas, sierras, lagunas salinas a parques naturales como El Montgó, El Marjal Oliva-Pego, el Peñón de Ifach y Las Lagunas de la mata y Torrevieja.  

De norte a sur destacan los siguientes destinos turísticos. Dénia, ciudad histórica y cultural, Javea, pequeña ciudad marinera, Calpe, con su impresionante peñón, Altea, el paraíso de los artistas, Albir, destino tranquilo, Benidorm, la ciudad del ocio y destinos familiares Cala de Finestrat y El Campello.

Siguiendo con nuestro recorrido nos encontramos con Santa Pola, reconocida por sus famosas playas, Guardamar del Segura, con sus pinares y Torrevieja con sus salinas y Pilar de Horadad, muy cerca de Murcia y el destino más cálido.

Gracias a su clima privilegiado no es de extrañar que los alicantinos y turistas disfruten de las playas durante todo el año. Navegar por la Costa Blanca ofrece muchas posibilidades a los navegantes como disfrutar de sus aguas tranquilas y practicar actividades y deportes acuáticos. 

Alquila tu barco tipo Llaut en Altea y navega por las costas de Benidorm, Albir, Calpe o Denia. Podrás navegar con o sin patrón (consulta el precio) y disfrutar de una experiencia única con familia y amigos. Nuestras actividades salen desde el puerto de Altea, situado en la bahía y a los pies del pueblo. Dispone de parking privado y restaurante. 

Una de las rutas en barco que os recomendamos es visitar la Isla de Tabarca. Es la única isla habitada de la Comunitat Valenciana y se encuentra frente a la ciudad de Alicante, a once millas náuticas y cerca del cabo de Santa Pola. En realidad más que de una isla, se trata de un pequeño archipiélago. Es perfecta para fondear y bañarnos. Además tiene numerosos restaurantes para poder comer y servicio de hospedería para descansar.

Otra opción que recomendamos es salir desde Altea y navegar rumbo norte recorriendo la costa y visitar Calpe y Moraira para posteriormente, adentrarnos entre los cabos de La Nao y San Antonio, donde podrás disfrutar de las dos calas más conocidas por sus paisajes y aguas cristalinas, La Granadella y El Portichol. Perfectas para hacer snorkel y descubrir la fauna marina de la zona.

Puedes encontrar más información sobre los mejores enclaves en la página de información del Patronato de Turismo.

¿Necesitas ayuda?