Frente al mar

Octavio Paz

  1

¿La ola no tiene forma?
En un instante se esculpe
y en otro se desmorona
en la que emerge, redonda.
Su movimiento es su forma.

   1

Las olas se retiran
—ancas, espaldas, nucas—
pero vuelven las olas
—pechos, bocas, espumas—.

  3

Muere de sed el mar.
Se retuerce, sin nadie,
en su lecho de rocas.
Muere de sed de aire.

 

Alquilar un barco en Altea y descubrir su esencia

El autor de «El Laberinto de la Soledad» fue un literato mexicano, prolifico y estupendo poeta.

Recuperamos este breve poema que nos habla del cambio continuo y el movimiento, de lo efímero de la vida.

 

Texto leído por MIguel Díez, El Viejo Profesor, en la Bahía de Altea, a bordo de Galatea:

Más textos sobre el mar aquí.